stacks_image_92C1682D-341C-4223-B83F-2510192C613F
La radiografía del tracto gastrointestinal inferior (GI), también llamada GI inferior, es un examen de rayos x del intestino grueso, también conocido como colon. Esto incluye el colon ascendente o derecho, el colon transverso, el colon descendente o izquierdo y el recto. El apéndice y una porción del intestino delgado también pueden incluirse.
La radiografía de GI inferior utiliza una forma especial de rayos x llamada fluoroscopía y un medio de contraste llamado bario.
La fluoroscopía posibilita ver los órganos internos en movimiento. Cuando el tracto gastrointestinal inferior se llena de bario, el radiólogo puede ver y evaluar la anatomía y función del recto, colon y parte del intestino delgado inferior.
Algunos de los usos comunes del procedimiento

Un médico puede solicitar un examen de GI inferior para detectar:
  • úlceras
  • tumores benignos (como pólipos)
  • cáncer
  • signos de otras enfermedades intestinales.
El procedimiento por lo general se realiza para ayudar a diagnosticar síntomas tales como:
  • diarrea crónica
  • sangre en las heces
  • estreñimiento
  • síndrome de intestino irritable
  • pérdida de peso sin motivo
  • cambio en los hábitos intestinales
  • sospecha de pérdida de sangre.
Las imágenes del intestino y del colon también se utilizan para diagnosticar enfermedad intestinal inflamatoria, un grupo de desórdenes que incluye la enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa.