stacks_image_1152D4D8-40E2-4B64-B0E2-EC2AB26D3082
¿Cómo se realiza la mamografía?

La mamografía se realiza en pacientes ambulatorios, es decir, no es necesario pasar la noche hospitalizado para efecturalo.
Durante la mamografía, un técnico radiólogo posicionará su mama en la unidad de mamografía. La mama será colocada en una plataforma especial y comprimida con una paleta (por lo general hecha de Plexiglas transparente u otro plástico). El técnico radiólogo comprimirá la mama gradualmente.
La compresión de la mama es necesaria para:
  • Aplanar el grosor de la mama de manera que todos los tejidos puedan visualizarse.
  • Extender el tejido de manera que las anormalidades pequeñas son menos probables de quedar oscurecidas por el tejido superior de la mama.
  • Permitir el uso de una dosis más baja de rayos X ya que una cantidad más delgada de tejido mamario está siendo tomada en imágenes.
  • Mantener la mama firme con el fin de minimizar lo que se vea borroso en la imagen a causa del movimiento.
  • Reducir la dispersión de rayos X para aumentar la agudeza de la imagen.
  • El tecnólogo permanecerá detrás de un escudo de vidrio durante la exposición a los rayos X. Se le solicitará que cambie de posición durante el procedimiento de toma de imágenes. Las visualizaciones de rutina son de arriba hacia abajo y lateral oblicua. El proceso se repetirá para la otra mama.
Usted debe permanecer inmóvil y se le puede solicitar que contenga la respiración por unos segundos mientras se toma la imagen de rayos X para reducir la posibilidad de que ésta resulte borrosa. El técnico radiólogo se dirigirá detrás de una pared o hacia la sala contigua para activar la máquina de rayos X.
Al terminar el examen, se le solicitará a usted que espere hasta que el técnico raiólogo determine que se hayan obtenido todas las imágenes necesarias.
El proceso de examen tomará aproximadamente 30 minutos.