stacks_image_DA21DF30-2C1B-4470-B928-268D73D270C7
Los Rayos-X son exámenes médicos no dolorosos que ayudan a los médicos a diagnosticar y tratar las enfermedades. La radiografía supone la exposición de una parte del cuerpo a una pequeña dosis de radiación ionizante para producir imágenes del interior del cuerpo. Los rayos X son la forma más frecuente y antigua de producir imágenes clínicas.

Se pueden obtener imágenes de los tejidos internos, huesos y órganos en una placa. Los rayos pasan a través de las estructuras del cuerpo hasta unas placas especialmente tratadas (similares a una película de fotografía) y se realiza una foto tipo “negativo” (mientras más sólida sea la estructura, más blanca aparece).

Una vez expuesta la placa, se somete a un procedimiento adicional de revelado, utilizando las mismas técnicas de revelado fotográficas. En la última generación de equipos, ya no se utilizan químicos reveladores ni fijadores, tampoco se utilizan películas flexibles para revelado. Hoy en día, existen dos métodos para la lectura de exposiciones de placas de Rayos-X, el equipo de Radiología Computarizada CR, y el equipo de Radiología Digital DR. Ambas modalidades ya no hacen u so de los químicos reveladores y fijadores para ver el contenido de las placas expuestas. Una gran ventaja con ésta nueva generación de equipos, es que ayudan a la conservación del medio ambiente, ya que los deshechos tóxicos que se generan en los equipos antiguos, dejan de producirse, desde los químcos desgastados, hasta los deshechos de plata y la película flexible que no es biodegradable. Tanto la Radiología Computarizada como la Radiología Digital, utilizan equipo sofisticado de computación para leer las imágenes, en el caso de la Radiología Computarizada, se sigue utilizando una placa en un chásis, sólo que en éste caso, es semi-rígida y está cubierta por un capa de fósforo. El procedimiento de realización del estudio sigue siendo igual, la grán diferencia es que ahora, en vez de post-procesar en un cuarto oscuro, se hace en una computadora. El procedimiento de Radiología Digital ya no hace uso de las placas semi-rígidas, en vez de éstas, se utiliza una estructura con sensores para recibir los Rayos-X y visualizarlos directamente en una pantalla digital de alta resolución. En ambas modalidades, CR ó DR, el paciente se beneficia de una menor exposición. Aunque hoy en día existen avances tecnológicos sustanciales, el principio básico en la producción de los Rayos-X no ha cambiado desde su descubrimiento.